Test de Intolerancias Alimentarias

Un gran número de personas sufre intolerancias alimentarias que muchas veces son difíciles de diagnosticar, sobre todo aquéllas que no están mediadas por las inmunoglobulinas E (IgE), las principales responsables de las reacciones adversas en el organismo. La intolerancia alimenticia puede desencadenarse por la ingestión, la inhalación o el simple contacto con el alimento.
Afecciones como el dolor de cabeza o estómago, diarrea, sobrepeso, fatiga crónica, problemas de la piel e incluso inflamación de articulaciones pueden tener su origen en el consumo de determinados alimentos que nuestro organismo no tolera. Y es que podemos tener intolerancia alimentaria sin saberlo, a componentes de nuestra dieta cotidiana tan comunes como la leche, los huevos, los hidratos de carbono, etc.
La intolerancia alimenticia puede manifestarse por síntomas muy diferentes y sobre todo síntomas que, de entrada, nunca relacionaríamos con una intolerancia alimentaria como son la migraña, la retención de líquidos, algunos problemas digestivos (gases, náuseas, diarrea, estreñimiento, etc.), inflamaciones articulares y algunos casos de obesidad o exceso de peso.
La intolerancia alimentaria, se debe a la formación de anticuerpos frente a proteínas de determinados alimentos, pero no del tipo IgE (que desencadenaría un proceso alérgico), sino en una primera etapa del tipo IgA y tras múltiples estímulos a la formación de IgG.

Test de Intolerancias alimentarias y obesidad

El boom de los Test de intolerancias alimentarias viene dado, hoy en día, por el aumento de las intolerancias y especialmente por ser de ayuda en la lucha contra la obesidad. Cada vez hay más personas que cuando eliminan aquellos alimentos que se han detectado como intolerantes para su cuerpo, empiezan a ver como comienzan a deshincharse (mejora su digestión) y a retener menos líquido. El resultado es que pueden perder peso y sobre todo empiezan a sentirse mejor. Puede ser, pues, una ayuda más para individualizar el tratamiento del paciente que sufre la obesidad.

¿Son fiables estos test de intolerancias alimentarias?

Diversos estudios han puesto de manifiesto la alta sensibilidad y especificidad del test, convirtiéndolo en un método aceptable para comprobar los problemas de intolerancia de origen alimentario
Hay que tener en cuenta que la toma de diversos medicamentos (antihistamínicos, antidepresivos, corticosteroides, anticoagulantes) puede provocar interferencias en la realización del test. Por eso a veces si realizamos la prueba en diferentes momentos o situaciones pueden salir resultados parcialmente diferentes.
Hemos de tener en cuenta que en muchos casos tras un tiempo (según cada persona) sin tomar ese alimento, el cuerpo puede volver a admitirlo.
Es importante, en esos casos, estar alerta por si reaparecen los antiguos síntomas.
De cualquier manera, no hay nada mejor que la experiencia, y si algo nos sienta mal, lo mejor es no tomarlo.

¿En qué consiste el test de intolerancia alimentaria?

El test de intolerancia alimentaria se basa en una sencilla extracción de sangre, que permite analizar la reacción de los anticuerpos del paciente ante más de 200 alimentos e identificar aquellos que causan rechazo. Además recibirás una interpretación médica de los resultados donde se define con precisión los alimentos que se recomienda eliminar y la dieta más adecuada para que el paciente mantenga su salud en perfecto estado.

Ven a probar el Test de Intolerancias Alimentarias en nuestra Clínica de Medicina Estética en Bilbao.