HIFU

Indicaciones

La tecnología HIFU se puede aplicar en toda la cara y el cuerpo, para tratar la flacidez de la piel o para destruir las células de grasa en hombres y mujeres de todo tipo de piel.
Es una técnica no invasiva e indolora que le permite reanudar la actividad normal tras la sesión.

El HIFU, o ultrasonido focalizado, se puede aplicar a la cara y al cuerpo, de acuerdo con las necesidades del paciente:
Cara: Se realiza para tratar la flacidez de la piel, especialmente al nivel del óvalo de la cara, se denomina lifting facial. También funciona muy bien para la flacidez de la piel en el cuello y escote.Cuerpo: En el cuerpo, el HIFU se usa para tratar la flacidez de la piel en los brazos, los muslos, la espalda y el abdomen. Este es un tratamiento completo, ya que eliminamos la grasa y actuamos sobre la piel para tonificarla. Por lo tanto, esta tecnología evita una piel vacía después de eliminar la grasa del interior.


Tratamiento

El HIFU entrega la energía en forma de calor (75 a 80° C) a diferentes niveles de la piel para estimular la producción de colágeno. El colágeno es el responsable de la apariencia de nuestra piel y su producción actúa directamente sobre la elasticidad de la piel, evitando que esta se caiga.
De acuerdo con las necesidades de la paciente, el médico ajustará la intensidad y la profundidad para que penetre en diferentes niveles de la piel y, por lo tanto, podrá actuar sobre las células grasas o sobre la flacidez de la piel.

Por tanto, los candidatos ideales para realizarse el HIFU son personas sanas, hombres y mujeres que deseen actuar sobre la flacidez de la piel facial (lifting médico), el cuerpo o sobre las células de grasa.

El HIFU es adecuados para aquellas personas que no pueden beneficiarse de inyecciones de ácido hialurónico o Botox (alergia o por cualquier otro motivo), o para personas que no desean utilizar un método invasivo (lifting quirúrgico).


Sesiones

Una sesión dura aproximadamente de 45 a 60 minutos dependiendo del área a tratar. Normalmente, solo se necesita una sesión para tratar un área, pero es posible que en el caso de un gran descolgamiento de la piel o una gran masa grasa, el paciente necesite una segunda sesión, que se realizará unos meses más tarde.

La sesión es indolora, se puede sentir un ligero hormigueo pero no es nada doloroso.
Después del tratamiento se pueden producir rojeces y también puede darse un leve eritema. Se puede aplicar maquillaje en la cara sin ningún problema. En caso de notar dolor la sensación es como de molestia muscular.
Estas consecuencias adecuadamente tratadas y atendiendo a las recomendaciones del médico, desaparecerán en un corto periodo de tiempo.


Mantenimiento

Los resultados del HIFU no se ven al momento, suelen ser visibles a partir del segundo o tercer mes y durarán aproximadamente 1 año:
Flacidez de la piel: conseguiremos un rejuvenecimiento de la zona tratada, más firmeza y menos arrugas. El resultado final depende de factores como la edad, el metabolismo y el posterior cuidado. Por norma general podemos empezar a ver resultados a partir del mes o mes y medio y los resultados definitivos podemos verlos en torno a los 3 meses.Volumen: conseguimos reducir 1 talla de media. El resultado depende de factores metabólicos, de la edad y del compromiso del paciente para realizar ciertas pautas que le indicamos. Por norma general los resultados empiezan a ser visibles sobre la 3º o 4º semana y los resultados definitivos los podemos obtener a los 2 meses o incluso seguir viendo resultados más allá de los 3 meses.

Hay que tener en cuenta que los resultados están en relación directa con la capacidad de los tejidos tratados de renovar el colageno, efecto que puede verse disminuido en pieles muy deterioradas o envejecidas.


Efectos secundarios

El HIFU está contraindicado para las mujeres embarazadas, los pacientes con hernias, lesión de la piel o en los pacientes hemorrágicos. Las mujeres que amamantan o los pacientes con marcapasos tampoco deben someterse a HIFU.